4.6
( Sobre 5 )

¿Cómo pueden ayudar las férulas en el perro?

Una férula es un soporte rígido para inmovilizar articulaciones o fracturas. Su utilización en medicina humana es un tratamiento muy común en infinidad de lesiones y enfermedades. En perros, en cambio, pocas veces se usan por varias razones:

  • No había férulas en el mercado semejantes a las utilizadas para las personas.
  • Las férulas que se utilizaban, o bien eran comerciales muy sencillas o bien eran caseras.
  • Hasta hace poco tiempo incluso estas férulas comerciales de baja calidad eran difíciles de conseguir.
  • Al no haber buen material y ser poco accesible no eran usadas por los veterinarios.
  • En los protocolos de tratamiento no estaba descrito el uso de férulas en todas sus posibilidades terapéuticas.

ferula para perroHace unos años que han aparecido en el mercado férulas para perros de calidad, adaptadas a la anatomía del perro, ajustables y en diferentes versiones para los miembros anteriores y posteriores.

Estas férulas se pueden usar tanto para problemas ortopédicos, como traumatológicos o neurológicos.

En problemas Ortopédicos:

Malformaciones e inestabilidades articulares de carpo y tarso son una de las indicaciones de uso de férulas en medicina veterinaria que tienen mejores resultados. La función de la férula será mantener la posición del miembro en la alineación correcta para que pueda trabajar correctamente y soportar bien las cargas.

En problemas Traumatológicos:

Pueden ayudar en procesos postquirúrgicos y también ser utilizadas en tratamientos conservadores. Nos pueden ser de gran utilidad en heridas abiertas que debemos curar de forma frecuente y en miembros que deben permanecer inmovilizados. Las férulas permiten una inmovilización reutilizable mucho más efectiva, económica, higiénica y rápida que los vendajes convencionales.

ferula para pata delantera del perroEn problemas Neurológicos:

En los típicos casos de déficits propioceptivos o de knucling son la primera elección. Corregimos la postura del miembro en el espacio y permitimos que el perro apoye la cara plantar o palmar de los dedos de forma correcta. Podemos sacar la férula por la noche y lavarla tantas veces como sea necesario. Su colocación es rápida y sencilla.

Las férulas caninas son una de las posibilidades terapéuticas más infrautilizadas en pequeños animales. El desconocimiento de la existencia de esta posibilidad está restando eficacia a los tratamientos de diversas patologías en nuestras mascotas.

Si necesitas asesoramiento respecto a las férulas o quieres saber si podrían ser útiles para la patología de tu animal, contáctanos en info@ortocanis.com o bien llamando de lunes a viernes, de 9 a 14h al 933 899 813.

 

           

      

Equipo técnico de Ortocanis

ortocanis.com