Cómo elegir un arnés para perros

Si tenemos pensado adquirir un arnés para ayudar a nuestro amigo con la movilidad a la hora de los paseos, debemos saber que existen diversos modelos. No todos están destinados a la misma finalidad. Por lo tanto, en función de cuál sea su problema o su necesidad específica, elegiremos uno u otro. Aquí te explicamos cómo elegir un arnés sin equivocarnos.

Las ventajas de utilizar un arnés

Ya hemos hablado alguna vez de las propiedades terapéuticas de un arnés para perros. Y es que gracias a su estructura, consigue que al sujetar al animal aliviemos el peso que carga sobre sus patas. Además, para aquellos casos en los que hay problemas de cadera, ayuda también a mejorar la alineación.

Tal y como sucede con las personas, los animales también necesitan un proceso de recuperación. No solo es importante saber prestar apoyo físico, sino emocional. Al elegir un arnés para perros, estamos ofreciéndoles la ayuda que necesitan para volver a recuperar su salud y su energía vital.

Por eso, y para que elijas el correcto, queremos explicarte las diferencias que existen al elegir un arnés para perros. No obstante si tienes dudas, siempre puedes contactarnos y te ayudaremos a encontrar el que mejor se adapte al problema del animal.

Elegir un arnés para perros

Por normal general, la finalidad de estos es mejorar la movilidad y ofrecer ayuda al levantarse, andar o subir escaleras. Todas ellas actividades de cierta dificultad cuando existe alguna lesión. Podremos elegir un arnés entre los que detallamos a continuación.

Arnés para patas posteriores compatible

Podemos elegir un arnés de este tipo si queremos ayudar a caminar y a levantarse. Es especialmente adecuado cuando existen problemas neurológicos, de columna vertebral y cojeras o debilidad en las patas traseras. También en los casos de artrosis o displasia de cadera. Además es posible combinarlo con una silla de ruedas integral.

Debemos utilizarlo únicamente a la hora de caminar o de mover al perro. Puede resultarles molesto si se lo dejamos puesto durante mucho tiempo. Es muy fácil de utilizar ya que se introducen las patas y se sujeta sobre la cadera.

Arnés Web Master

Si nuestro amigo ha sufrido alguna amputación los miembros anteriores o muestra debilidad en ellos, podemos elegir un arnés como este. A diferencia de otros modelos, este lleva incorporada una correa debajo de la espalda. De este modo, no se deslizará hacia delante por la zona del miembro amputado. Nos permite también levantar al animal cómodamente para superar obstáculos.

Si queremos dejárselo puesto durante un período largo, tampoco habrá problemas al elegir un arnés como este. Está hecho a base de tejidos que evitan las rozaduras y que permiten la ventilación.

Arnés integral

Si nuestro perro es anciano o padece de artrosis, podemos elegir un arnés integral. Ofrecen apoyo en la parte anterior y posterior, lo que ayuda a equilibrar bien el peso. Además, les permite mantener el control del cuerpo en diferentes situaciones. No solo es un complemento perfecto para ayudar al animal a recuperarse sino que también evita lesiones en los dueños al llevarles.

Aunque existen otras variantes, estos son los tres tipos principales de arneses que podemos encontrar. Elegir un arnés adecuado es fundamental para ayudar al perro a recuperar la movilidad o para servir de apoyo. Puedes consultar aquí los que tenemos disponibles y contactarnos para más información.

bienestar animal, deportes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


3 + = 12