Guía para ir a la playa con perro

perro_agua.jpg


La mayoría de perros disfrutan muchísimo de la playa. Por desgracia en nuestro país la mayoría de playas no aceptan perros, aunque esto poco a poco parece que va cambiando. La opiníón públlica está cada vez más concienciada sobre el respeto a nuestras playas y se plantea si su deterioro tiene más que ver con los perros o con las personas incívicas, tengan perro o no.

La presión social está consiguiendo que cada vez haya más playas "pet-friendly". Podéis ver una completísima guía de estas playas aquí.

CONSEJOS PARA DISFRUTAR DE LA PLAYA CON TU PERRO

Siempre que el animal deba salir y sobretodo si debe ir suelto es muy importante (además de obligatorio legalmente legalmente hablando) que lleven un microchip dado de alta convenientemente. En las Comunidades Autónomas donde es obligatoria la vacuna de rabia, asegúrate de que llevas la cartilla de vacunación.

Cuesta mucho conseguir que abran playas para perros, es por ello que debemos ser muy cívicos para evitar que tengan una "excusa" para no hacero. Lleva siempre bolsitas para las defecaciones del animal y no permitas que orine en la arena. Sé respetuoso con las otras personas que están en la playa y evita que el perro les moleste.

Llévate una sombrilla. Los perros termorregulan peor que nosotros, así que es muy importante permitirles un lugar de sombra, así como proporcionarles agua fresca. Los perros pueden sufrir quemaduras y alergias a la luz solar, sobretodo aquellos que tienen pelaje blanco o en las zonas desprovistas de pelo: asegúrate que descansa en la sombra. Ten especial cuidado con los de golpes de calor. Puedes usar su mantita favorita para estirarla en la arena a modo de toalla. 

El agua del mar es muy beneficiosa para la piel de la mayoría de perros, no obstante es muy importante ducharles con agua dulce al volver a casa, ya que el agua de mar en contacto con la piel durante mucho tiempo suele causar picores y alergias que pueden llegar a ser graves.

Chaleco salvavidasJuega con él. Llévale sus juguetes favoritos y consigue pelotas, frisbees y palos. Lo pasaréis los dos genial, a la vez que reforzáis el vínculo entre vosotros. A la mayoría de perros les gusta el agua, pero muchos de ellos sienten miedo las primeras veces, sobretodo si hay oleaje. Ensñeñale en positivo. Entra tú y llámale con mucho cariño, nunca te impacientes ni enfades si no quiere o está asustado. Si tú estás tranquilo, él se tranquilizará. Nunca le obligues. Si no se convence para entrar en el mar puedes usar una piscina hinchable.

El ejercicio en el mar es muy aconsejable para la mayoría de perros perros que tienen problemas ortopédicos, ya que les permite moverse con libertad sin tener que aguantar todo su peso. En estos casos o si habéis decidido practicar deporters de aventura juntos, como un paseo en canoa es importante poner un chaleco salvavidas para evitar posibles accidentes.

Además, en verano de 2014 abrió sus puertas el primer parque acuático para perros de España. Se encuentra a unos 30 minutos de Barcelona y ha tenido una gran acogida

Equipo Ortocanis

ortocanis.com