4.6
( Sobre 5 )

Usos y colocación del soporte para carpo canino

Los soportes para el carpo del perro se utilizan en los casos de inestabilidad carpal, en perros con hiperextensión carpal, artrosis ligeras o moderadas del carpo y pueden tener un uso postquirúrgico o bien servir como tratamiento conservador.

Los soportes para carpo de Ortocanis están fabricados en neopreno de 2 mm de grosor. Cuentan con los mejores controles de calidad y el Velcro es de última generación, especialmente indicado para que no interfieran los pelos del animal.

Su diseño innovador permite diversos grados de soporte añadiendo un vástago incluido en el pack. El soporte  que ofrece se puede modular de (1 a 3) en una escala de 0 a 4 donde 4 es inmovilización total.

Si no apretamos fuertemente los velcros tiene un soporte grado 1 sobre 4, suficiente para casos de artrosis leves o al final de un proceso postquirúrgico.

Si apretamos los velcros de forma más importante nos aporta un soporte de colocación vástago soporte carpogrado 2 sobre 4 que será indicado para artrosis moderadas, hiperextensiones carpales o inestabilidades ligeras.

Finalmente si colocamos el vástago y apretamos de forma consistente conseguimos un grado de inmovilización de 3 sobre 4 necesario en procesos de inestabilidad o hiperextensión carpal moderada o severa, procesos postquirúrgicos o artrosis severas donde requiramos un buen soporte.

Colocación:

El soporte para carpo se sitúa justo encima de carpo del perro con un margen de uno o dos centímetros por encima de l’articulación metacarpo-falangiana.

El soporte debe ejercer una presión homogénea en toda su superficie. Para ello es necesario tensar todo el tejido a la hora de ponerlo. Para que el tejido del soporte se pueda estirar correctamente es necesario separarlo totalmente de las cintas de velcro.

El vástago estabilizador debe ponerse dentro del bolsillo de Velcro de la cara anterior del soporte. La etiqueta de Ortocanis debe quedar situada en la cara anterior de la pata del perro. Hay una protección extra en la parte interna del soporte para proteger los tendones extensores.

colocación soporte carpo para perro

Los pimeros días, puede ser que el perro se sienta extraño, podemos utilizarlo durante unas horas para que éste se acostumbre. Se lo podremos dejar colocado durante todo el día a partir de la primera semana. En casos de perros postquirúrgicos se le colocará el soporte de forma permanente desde el primer día.

Se pueden lavar a máquina puntualmente en agua fría o templada, pero es recomendable quitar las manchas con un paño húmedo.

El sobrante de las cinchas de Velcro pueden recortarse en caso que sea necesario, asegúrese antes de cortar que la sujeción sea la correcta.

Precauciones

Es muy importante revisar la piel de la mascota cada dos o tres horas los primeros días de aplicación del soporte para comprobar la posible aparición de pequeñas laceraciones o irritación de la piel; en este caso deberemos usar el soporte durante los primeros días un par o tres horas y dejar reposar la piel del animal.

Durante la noche o en periodos de largo descanso podemos retirar la ortesis. (Excepto en casos postquirúrgicos). 

Es muy importante colocar el soporte con la piel seca. 

En caso de sudoración del miembro distal(manos y dedos) a los pocos minutos de colocar el soporte, este deberá ser retirado y colocarlo más tarde y menos apretado.

Cómo saber la talla que necesitas

Para escoger la talla adecuada tienes que medir el perímetro del contorno de la pierna de tu perro a la altura del carpo.

Si el perímetro mide :

Menos de  6 cm         Talla XS

Entre 6 y 8 cm           Talla S

Entre 8 y 10 cm          Talla M

Entre 10 y 12.5 cm     Talla L

Entre 12.5 y 15 cm      Talla XL

Entre 15 y 19 cm         Talla XXL

Más de 19 cm            Talla XXXL 

 

Equipo técnico de Ortocanis

ortocanis.com