¿Has oído hablar de la hidroterapia para animales?

Hidroterapia en perros

¿Tu veterinario te ha recomendado que tu perro nade?

La hidroterapia, terapia con agua, tiene beneficios para ciertas dolencias del cuerpo y ayuda a mantener el buen estado de salud de tu mascota.

Mediante el uso del agua se pueden aliviar dolencias que tu animal padece, como por ejemplo artrosis, problemas neurológicos, dolores musculares, exceso de peso, etc.

Estas patologías, a la larga, pueden repercutir de forma negativa en el progreso de la salud del perro. Además, muchos de los etólogos y educadores caninos lo recomiendan como terapia para perros nerviosos e hiperactivos porque los relaja notablemente.

Los beneficios que nos proporciona la hidroterapia son muchos:

  • alivio del dolor, rigidez e hinchazón

sub marinismo perro

  • fortalecimiento de los músculos
  • alivio de los espasmos musculares
  • mejora la amplitud de movimiento de las articulaciones
  • aumenta la circulación
  • mejora la residencia cardio-respiratoria (mejora la tolerancia al ejercicio)
  • gracias al fenómeno de flotación que se produce, ayuda a mover y reeducar la marcha en animales con mucha dificultad o incapacidad para andar y desplazarse en terreno seco (artrosis severas, operaciones neurológicas, fracturas…)

La hidroterapia puede usarse tanto en casos agudos como crónicos y, depende del estado del animal y de su dolencia, se varía el número de sesiones, la duración y la intensidad de la terapia.

La terapia con agua se puede hacer mediante:

  1. mar o piscinas (el animal puede realizar cualquier tipo de ejercicio)
  2. cintas subacuáticas (esencial para reeducar afectaciones en la locomoción)
  3. jacuzzi (que da un efecto de masaje y relajación)
  4. baños de contraste (para tratar problemas circulatorios).

La hidroterapia es beneficiosa para el cuidado de tu perro siempre y cuando se acompañe de dieta sana y ejercicio. En caso de animales con patologías acelera el proceso de recuperación y mantenimiento. En afecciones graves de: riñones, hígado, corazón, respiratorios, de piel, cáncer, etc. no es recomendable realizar esta terapia y es conveniente consultar con tu veterinario.

 

Marta Subirats Laguarda

fisioterapeuta de perros diplomada por la universidad de Tennesse

Colaboradora de Ortocanis

ortocanis.com