Listado de la etiqueta: fisioterapia

La fisioterapia es una de las terapias de recuperación que más beneficios puede aportar cuando existe una lesión. Pero no sólo a los humanos. La fisioterapia para perros también es recomendable para que estos animales puedan mejorar de sus patologías. Además, en muchos casos, les aporta el punto extra que les falta para poder recuperarse por completo.

La técnica de fisioterapia más adecuada para un perro será distinta en función de la patología que tenga. Entre las principales están, además de la clásica terapia manual, está el láser, los baños en agua, la magnetoterapia, la estimulación eléctrica o la terapia mediante la aplicación de calor. Pero ¿cuándo es necesario utilizarla?

Cuándo utilizar la fisioterapia en perros

Generalmente, la fisioterapia en perros suele ser bastante beneficiosa para los animales que han sufrido una operación. Especialmente, en los que han pasado por una operación relacionada con los huesos, ya sea de las extremidades o de la columna. Generalmente, sólo es necesario aplicársela a los perros adultos, puesto que los cachorros suelen recuperarse rápidamente de sus dolencias.

También para los animales que han perdido masa muscular de forma notable en las articulaciones de las patas. Y también de los perros que se van haciendo mayores, más propensos a sufrir achaques y dolores que los animales más jóvenes.

Con la fisioterapia, que se comenzó a popularizar hace aproximadamente una década, los perros pueden acelerar la recuperación de una operación o de sus lesiones. También aliviar patologías crónicas o el desgaste asociado a la edad.

Gracias a diferentes técnicas, los perros que reciban fisioterapia podrán aliviar sus dolores y ver cómo se reduce la inflamación de sus articulaciones y zonas afectadas por enfermedades. También mejorará la flexibilidad de los músculos y se rebajará el grado de atrofia de ligamentos y tendones. Y también verá acortarse su periodo de recuperación aproximadamente un 30%.

Perro con veterinario

¿Cómo son las sesiones de fisioterapia para perros?

Las sesiones de fisioterapia para perros son distintas en función del tipo de tratamiento que se deba aplicarles. Pero en general, siguen unas pautas comunes. Por lo general, cada sesión dura entre 30-40 minutos y una hora. Y en función del estado del animal y de la duración estimada del tratamiento, tendrá que recibir sesiones dos o tres veces por semana.

Además de recibir terapia en la consulta de un especialista en fisioterapia canina, los animales también pueden recibir en su casa fisioterapia manual mediante masajes. Estas sesiones se las puede dar su dueño, siempre que haya recibido previamente instrucciones para hacerlo.

Esta opción es la más indicada en caso de que el perro necesite un tratamiento continuado por el desgaste físico asociado a la edad. O cuando no permita que quien vaya a aplicarle el tratamiento manipule la zona en la que siente dolor.

Para intentar evitar esto último, no obstante, es importante que el dueño del perro esté presente cuando se le aplican sesiones de fisioterapia al animal. Así tendrá más confianza, estará más relajado, y bloqueará menos el acceso a la zona en la que sienta dolor.

Fisioterapia para animales: acelera su rehabilitación

La fisioterapia para animales son un grupo de terapias y técnicas que nos ayudan a acelerar la rehabilitación de nuestros amigos. Recomendada para una amplia variedad de lesiones y patologías, se está convirtiendo en una gran aliada para la recuperación.

Qué es la fisioterapia para animales

Tal y como para los humanos, la fisioterapia para animales es una técnica que sirve tanto para la prevención de lesiones como para la rehabilitación de las mismas. Además, debido a la amplia variedad de opciones, es capaz de tratar diferentes patologías musculoesqueléticas.

Se ha demostrado que la fisioterapia en animales es capaz de curar diversas condiciones. Con la reducción del dolor, de la inflamación y de la hinchazón, el cuerpo se ve más preparado para volver a desarrollar la fuerza muscular y recuperar así la movilidad perdida. El proceso de recuperación se ve reducido cuando se utilizan estas terapias.

La fisioterapia para animales está dirigida a tres categorías diferentes. Por un lado, los animales de pequeño tamaño, como son los perros y los gatos. En segundo lugar, los animales de tamaño grande, como podrían ser los caballos. Por último, los animales exóticos, como aquellos que participan en circos o que viven encerrados en zoológicos, en los que su condición física se ve seriamente dañada.

Beneficios de la fisioterapia para animales

La fisioterapia para animales debe llevarse a cabo cuando un veterinario lo indica. Se trata de una terapia complementaria que necesita ser supervisada. Algunos de los beneficios que se obtienen con este tratamiento son los siguientes:

  • Mejora de la calidad de vida cuando se ha perdido movilidad por algún tipo de lesión o enfermedad degenerativa

  • Ralentización de los procesos que dañan y degeneran la musculatura y la estructura ósea del animal. Ayuda también a tratar los espasmos musculares

  • Aumento del rendimiento y mejora del tratamiento para las lesiones de tipo musculoesquelético

  • Mejora de la energía y la vitalidad

  • Reducción del dolor en los músculos, tendones, ligamentos y articulaciones que han sufrido roturas y optimización de la reparación de las fracturas

Fisioterapia para animales: acelera su rehabilitación

Cómo son las sesiones de fisioterapia en animales

La fisioterapia en animales abarca diferentes tratamientos. La duración de estas sesiones está entre la hora y la hora y media en función de la técnica utilizada. Estas pueden ser pasivas o activas dependiendo del objetivo que tengamos.

Una de las técnicas utilizadas son los masajes. Además de la reducción de la tensión muscular y el dolor, se liberan endorfinas y se reduce el estrés. La fisioterapia en animales no solo mejora la condición física, sino que también ayuda al cuadro emocional.

La hidroterapia es también muy común para aquellos animales con problemas de articulaciones. Puesto que en el agua no cargamos con el peso del cuerpo, este tipo de fisioterapia para animales está indicado para aquellos cuya musculatura o estructura ósea está debilitada. La persona rehabilitadora se encargará de valorar la modalidad del nado, la intensidad y el tiempo.

La laserterapia o los ultrasonidos son también utilizados con mucha frecuencia para el tratamiento de patologías. La intensidad y la profundidad a la que se trabaje dependerá siempre del grado de la enfermedad y deberán siempre ser supervisados por un rehabilitador.

La fisioterapia para animales como parte de la rehabilitación puede mejorar considerablemente el proceso de recuperación de nuestro amigo. En nuestra tienda, puedes encontrar masajeadores y terapias de frío y calor que te ayudarán a conseguir estos objetivos.

La habilidad de un perro para moverse y realizar sus actividades diarias depende de la capacidad del cerebro, la columna vertebral, los nervios, y los músculos para coordinarse en conjunto.

Este complejo sistema de comunicación intercambia información cuando los nervios en el cerebro envían mensajes hacia el cuerpo sobre el medio ambiente exterior, y el cuerpo envía mensajes al cerebro sobre lo que está experimentando en el ambiente. Estos mensajes se transmiten a través de los nervios en la médula espinal, que están incrustados en la columna vertebral o espina. Juntos, los nervios del cerebro y la médula espinal conforman el sistema nervioso central. Un trauma en cualquier parte de las vías nerviosa puede dar lugar a una mala comunicación, o a la falta total de comunicación entre el cerebro y el cuerpo, generando una incapacidad para coordinar los movimientos del cuerpo.

Silla de ruedas para perro

La columna vertebral se compone de un conjunto de 24 huesos llamados vértebras, que están separados entre sí por pequeños cojines llamados discos intervertebrales. Juntos, las vértebras y los discos intervertebrales protegen la columna vertebral de daños. Los traumatismos en las vértebras o en los discos pueden crear vulnerabilidad en los nervios de la médula espinal, dando lugar a nuevos trastornos a la vía neural.

Cuando un perro experimenta parálisis, a menudo es porque la comunicación entre la médula espinal y el cerebro ha sido interrumpida. En algunos casos, el perro no es capaz de mover sus piernas, un estado de parálisis total, y en otros casos, aún puede haber cierta comunicación entre el cerebro y la columna vertebral, y el perro sólo aparentará debilidad o tendrá dificultad para mover sus piernas, una condición conocida como: parálisis parcial. También hay casos en los que un perro puede estar paralizado de las cuatro patas (tetraplejia), y en otros, el perro puede ser capaz de controlar el movimiento en algunas de sus piernas, pero no todas. Esto se determina por la ubicación del trauma, ocurrido en el cerebro, la columna vertebral, los nervios o los músculos.

Algunas razas son más propensas que otras. Los perros que están cerca del suelo con la espalda alargada, como el perro salchicha y el basset, son comúnmente afectados por la rotura de los discos vertebrales al ejercer presión sobre la médula espinal, una condición conocida como enfermedad del disco intervertebral. Algunas razas están genéticamente predispuestas a una condición llamada mielopatía degenerativa (MD), una enfermedad que ataca a los nervios en el lomo de los perros más viejos (más de siete años). Se trata de una acción lenta, un trastorno progresivo que finalmente conduce a la parálisis de las patas traseras. Las razas afectadas por esta enfermedad son el corgi galés, boxer, pastor alemán, perro perdiguero de la Bahía de Chesapeake, y setter irlandés.

Síntomas:

  • No es capaz de mover las cuatro patas (tetraplejia)
  • No es capaz de mover las patas traseras (paraplejia)
  • Camina con las patas delanteras mientras arrastra las patas traseras
  • Es posible que haya dolor en el cuello, la columna vertebral o las piernas
  • No puede orinar
  • No es capaz de controlar la micción, goteo de orina
  • No es capaz de controlar la defecación
  • Estreñimiento

Causas:

  • Mielopatía degenerativa canina (MD) – relacionado con el gen de pastor alemán, boxer, corgi galés, perro perdiguero de la Bahía de Chesapeake, edades de 7-14 años; la causa es desconocida
  • Deslizamiento de los discos en la espalda – la enfermedad del disco intervertebral
  • Espondilodiscitis – infección bacteriana o viral en los huesos de la columna (vértebras)
  • La infección o inflamación de la columna vertebral
  • Moquillo
  • Meningomielitis – infección viral o bacteriana del cerebro, dando lugar a una mala comunicación de los impulsos de los nervios
  • Polimiositis – infección o inflamación en los músculos
  • Polineuritis – inflamación de los nervios
  • Embolia – obstrucción del flujo sanguíneo a la columna vertebral
  • Embolia aórtica – obstrucción del flujo sanguíneo a las piernas traseras
  • Tumores o cáncer en la columna vertebral o el cerebro
  • Parálisis por garrapata como resultado de las picaduras de garrapatas
  • Fiebre de las Montañas Rocosas
  • Botulismo – toxinas bacterianas
  • Miastenia Gravis – debilidad muscular severa
  • Embolismo fibrocartilaginoso el líquido del interior de un disco lesionado entra en el sistema arterial y se instala en la médula espinal, la creación de una embolia permanente, o bloqueo, es irreversible, pero no progresiva
  • Hipotiroidismo – Nivel bajo de la tiroides
  • Lesión en la columna vertebral
  • Malformación de la columna vertebral o vértebras

Diagnóstico:

Usted tendrá que dar un historial completo de la salud de su perro, el inicio de los síntomas y las posibles incidencias que hayan podido dar lugar a esta condición, tales como picaduras de garrapata, o lesiones recientes por saltar o caer. Durante el examen físico, su veterinario prestará mucha atención a qué tan bien su perro es capaz de mover sus piernas, y lo bien que es capaz de responder a las pruebas de reflejos. El veterinario también pondrá a prueba la capacidad de su perro para sentir dolor en las cuatro patas, el control de la cabeza, la columna vertebral, y las piernas en busca de signos de dolor y el estado de alerta al tacto.Perro atropellado y rescatado por perrera de barcelona

Todas estas cosas le ayudarán a su veterinario a ubicar el lugar en la columna vertebral de su perro, donde los nervios o los músculos están teniendo problemas. Las pruebas básicas de laboratorio incluyen un conteo sanguíneo completo, un perfil bioquímico y un análisis de orina, ellas pueden determinar si su perro tiene una infección-bacteriana, un virus o una reacción de toxinas, que está interfiriendo con las vías nerviosas. Las imágenes de rayos X de la columna vertebral pueden mostrar evidencia de una infección, una malformación de las vértebras, o una hernia de disco que está presionando contra la médula espinal. Otras condiciones que pueden conducir a la interrupción de las vías nerviosas pueden ser evidentes en una radiografía, como tumores, obstrucciones, o nervios inflamados.

En algunos casos, su veterinario puede ordenar una radiografía especial llamada mielograma. Este proceso utiliza una inyección con un agente de contraste (colorante) en la columna vertebral, seguida de imágenes de rayos X que permitirán al médico ver la médula espinal y las vértebras con más detalle. Si estas técnicas de imagen no son útiles, su veterinario puede ordenar una tomografía computarizada (TC), o una resonancia magnética (IRM) del cerebro y la columna vertebral de su perro, los cuales ofrecen una imagen muy detallada. En algunos casos, su veterinario puede tomar una muestra del líquido alrededor de la columna vertebral, para el análisis, o muestra de los músculos o las fibras nerviosas para una biopsia. Estos análisis pueden determinar la presencia de una infección en el cerebro o la columna vertebral.

Tratamiento:

El curso del tratamiento dependerá de la causa de la parálisis. Si su perro no puede caminar, orinar, o defecar por sí mismo, lo más probable es que sea admitido en el hospital mientras su veterinario trabajará para entregar un diagnóstico. A partir de ahí su veterinario realizará un seguimiento de la recuperación y el progreso de su perro. Si su perro tiene dolor, se le dará medicamento para ayudar a controlar el dolor, la vejiga se vacía varias veces al día por catéter, y su perro será movido físicamente para asegurarse de que no le salgan úlceras por permanecer en un mismo lugar durante demasiado tiempo. Existen varios productos que le ayudarán a pasar tiempo quieto sin dañarse, como por ejemplo los colchones. Si la causa de la parálisis es una infección o una hernia discal, la condición será tratada ya sea con medicamentos, cirugía, o terapia. Los medicamentos anti-inflamatorios a poder ser naturales y específicos como imflamex se utilizarán para reducir la inflamación de los nervios. Los tumores u obstrucciones del flujo sanguíneo pueden ser reparados quirúrgicamente, dependiendo de la vulnerabilidad de la ubicación. Algunos perros paralizados se recuperan muy rápidamente. Dependiendo de la severidad de la enfermedad, su perro se puede permanecer en el hospital hasta que sea capaz de caminar, o su veterinario decidirá enviar a su perro a casa con una guía para proporcionar cuidados y la recuperación en el hogar. Su veterinario establecerá un plan para revisar el progreso del tratamiento de su perro y ajustarlo en consecuencia.

¡vida y mucha!

perro-rodilla-en-la-calleSu veterinario le ayudará a hacer un plan para el cuidado de su perro en casa. En ocasiones, el perro puede resistirse a los cuidados debido al dolor, pero el cuidado asertivo y suave le ayudará a disminuir las reacciones de temor.

Es importante que cuide a su perro correctamente para que pueda recuperarse completamente. Siga con cuidado todas las instrucciones de su veterinario. Si su veterinario ha prescrito medicamentos, asegúrese de administrar todo el tratamiento, incluso después de que su perro aparente haberse recuperado por completo. En la mayoría de casos, una silla de ruedas canina puede ser de gran ayuda, ya sea para el proceso rehabilitatorio o como simple medio de transporte de la parte inmóvil del animal. La mayoría de los perros con silla de ruedas se adaptan muy bien y siguen disfrutando de su vida.

Ortocanis

Ayudas para perros con artrosis

fuente:VenFido

En Ortocanis trabajamos para mejorar la vida a perros con problemas de movilidad, eso incluye perros con algún impedimento físico permanente así como también perros que necesitan rehabilitación. Marta Subirats, nuestra colaboradora, os comenta la rotura del ligamento cruzado anterior.

De los cuatro ligamentos que forman la rodilla del perro, la rotura del ligamento cruzado anterior es una de las patologías más comunes y la causa más frecuente de artrosis degenerativa secundaria en la articulación de la rodilla. Las funciones del ligamento cruzado craneal son limitar la rotación interna de la tibia y el desplazamiento craneal de la tibia con respecto al fémur y prevenir la hiperextensión de la rodilla.

protector-rodilla-perro (1)Si su perro aparece con una cojera aguda, no quiere apoyar la pata en el suelo, o, parece que la apoya da algunos pasos y la encoge, y, se le inflama la rodilla, es posible que su ligamento cruzado anterior este afectado.

Hay predisposición en ciertos  perros a sufrir esta lesión. Por un lado encontramos a los perros (de raza o no) de tamaño pequeño-mediano  con patas cortas y generalmente con sobrepeso y, por el otro, razas grandes y gigantes que por su morfología tienen tendencia a sufrir lesiones en sus ligamentos. Entre estos últimos encontramos a los Labrador, Rottweiler, Mastín Napolitano, Boxer, etc.  De todas maneras esto no es una regla y cualquier perro puede tener a lo largo de su vida una lesión de ligamentos.

A parte de las razas citadas hay otros factores como el sobrepeso, el sedentarismo, afecciones endocrinas, perros de deporte que no hagan buenos calentamientos, escaleras, subidas bruscas al sofá o al coche, o, actividades que sometan a los ligamentos a micro traumatismos y que finalmente terminen dañándolos con un daño parcial o rotura total.

Hay dos tipos de tratamiento, el conservador y el quirúrgico, tanto si el elegido es uno u otro, el animal debe realizar una correcta recuperación de esa rodilla para que vuelva a ser funcional y evitar así, que aparezcan recidivas.

Los objetivos de la recuperación son disminuir el dolor, la inflamación y  la cojera, recuperar la movilidad completa, la fuerza y masa muscular y  el control sobre la articulación.

La Fisioterapia varía en función del animal y del tipo de tratamiento, conservador o quirúrgico y, en el caso de cirugía, del tipo de intervención. Hay cirugías que requieren más reposo y estabilización que otras. Se da por finalizado el proceso de recuperación cuando el animal es apto para realizar las actividades diarias y su rodilla esta capacitada para recibir cargas y movimiento sin riesgo de relesión.

Es importante que su mascota reciba tratamiento de rehabilitación por profesionales capacitados que escogerán las mejores técnicas para que la recuperación sea rápida y efectiva. Dentro de las terapias más usada para tratar un problema de cruzados encontramos: masajes, movilizaciones, terapia con corrientes, ultrasonidos, láser, terapia acuática, terapia de entrenamiento del equilibrio y la coordinación.

Durante el periodo de recuperación es importante que:

–      Lleve a su mascota atada durante los paseos y evite las salidas bruscas hacia otros perros y los cambios de ritmo, sobretodo al principio de la recuperación. Su veterinario o terapeuta le modificará la intensidad de la actividad a medida que vaya pasando el periodo de recuperación.

–      Mantener al perro fuera de suelos resbaladizos. Una causa frecuente es la recidiva de la rotura del ligamento acompañado de lesión del menisco interno.

–      Evitar rampas y escaleras en los inicios del tratamiento en animales operados y en animales que hagan tratamiento conservador. Una vez rehabilitados se pueden usar rampas para ayudar a subir al sofá y al coche, ya que, es recomendable que no lo hagan solos, podría haber una reincidencia.

–      Es recomendable que descansen sobre superficies blandas y limpias, pero que sean lo suficientemente firmes para ayudar a la incorporación del animal colchón especial para perros

–      Mantener la piel limpia y seca.

–      Dieta correcta y control del peso. El sobrepeso perjudica las articulaciones y genera másprotector-rodilla-canina-perro articulada dolor para el animal

Durante la recuperación o en aquellos animales en que pueda surgir una inestabilidad en la rodilla el uso de una ortesis articulada de rodilla puede beneficiarle y prevenirle de una recidiva o de posibles complicaciones.

Las ortesis de rodilla se pueden utilizar en aquellos caos en que la cirugía no es posible o hay algún impedimento para realizarla. Estas férulas, diseñadas exclusivamente para los problemas en las rodillas, permiten incrementar progresivamente los grados de flexión-extensión al mismo tiempo que limitan movimientos no deseados, proporcionando estabilidad durante toda la recuperación.

Marta Subirats

Técnica fisioterapeuta de Ortocanis