Fisioterapia para perros: cuándo es necesario aplicarla

,

La fisioterapia es una de las terapias de recuperación que más beneficios puede aportar cuando existe una lesión. Pero no sólo a los humanos. La fisioterapia para perros también es recomendable para que estos animales puedan mejorar de sus patologías. Además, en muchos casos, les aporta el punto extra que les falta para poder recuperarse por completo.

La técnica de fisioterapia más adecuada para un perro será distinta en función de la patología que tenga. Entre las principales están, además de la clásica terapia manual, está el láser, los baños en agua, la magnetoterapia, la estimulación eléctrica o la terapia mediante la aplicación de calor. Pero ¿cuándo es necesario utilizarla?

Cuándo utilizar la fisioterapia en perros

Generalmente, la fisioterapia en perros suele ser bastante beneficiosa para los animales que han sufrido una operación. Especialmente, en los que han pasado por una operación relacionada con los huesos, ya sea de las extremidades o de la columna. Generalmente, sólo es necesario aplicársela a los perros adultos, puesto que los cachorros suelen recuperarse rápidamente de sus dolencias.

También para los animales que han perdido masa muscular de forma notable en las articulaciones de las patas. Y también de los perros que se van haciendo mayores, más propensos a sufrir achaques y dolores que los animales más jóvenes.

Con la fisioterapia, que se comenzó a popularizar hace aproximadamente una década, los perros pueden acelerar la recuperación de una operación o de sus lesiones. También aliviar patologías crónicas o el desgaste asociado a la edad.

Gracias a diferentes técnicas, los perros que reciban fisioterapia podrán aliviar sus dolores y ver cómo se reduce la inflamación de sus articulaciones y zonas afectadas por enfermedades. También mejorará la flexibilidad de los músculos y se rebajará el grado de atrofia de ligamentos y tendones. Y también verá acortarse su periodo de recuperación aproximadamente un 30%.

Perro con veterinario

¿Cómo son las sesiones de fisioterapia para perros?

Las sesiones de fisioterapia para perros son distintas en función del tipo de tratamiento que se deba aplicarles. Pero en general, siguen unas pautas comunes. Por lo general, cada sesión dura entre 30-40 minutos y una hora. Y en función del estado del animal y de la duración estimada del tratamiento, tendrá que recibir sesiones dos o tres veces por semana.

Además de recibir terapia en la consulta de un especialista en fisioterapia canina, los animales también pueden recibir en su casa fisioterapia manual mediante masajes. Estas sesiones se las puede dar su dueño, siempre que haya recibido previamente instrucciones para hacerlo.

Esta opción es la más indicada en caso de que el perro necesite un tratamiento continuado por el desgaste físico asociado a la edad. O cuando no permita que quien vaya a aplicarle el tratamiento manipule la zona en la que siente dolor.

Para intentar evitar esto último, no obstante, es importante que el dueño del perro esté presente cuando se le aplican sesiones de fisioterapia al animal. Así tendrá más confianza, estará más relajado, y bloqueará menos el acceso a la zona en la que sienta dolor.

Magnetoterapia para perros

La magnetoterapia es una forma de tratamiento que utiliza campos magnéticos para aliviar diversas condiciones de salud y promover el bienestar. En el caso de los perros, esta terapia no invasiva ha ganado popularidad por sus beneficios en el tratamiento de afecciones como la artrosis, lesiones musculares, fracturas que no cicatrizan adecuadamente, y para aliviar el dolor crónico. Aquí te detallo cómo funciona y sus posibles beneficios:

¿Qué es la Magnetoterapia?

La magnetoterapia utiliza imanes o dispositivos generadores de campos magnéticos para aplicar sobre el cuerpo. La idea es que estos campos magnéticos pueden mejorar la circulación sanguínea, reducir la inflamación, estimular la reparación de tejidos, y aliviar el dolor.

Beneficios de la Magnetoterapia para Perros

  • Alivio del Dolor: Es especialmente beneficiosa para perros mayores con dolores articulares o aquellos que sufren de condiciones como la displasia de cadera o artrosis.
  • Reducción de la Inflamación: Puede ayudar a reducir la inflamación en lesiones o áreas afectadas por enfermedades, promoviendo una recuperación más rápida.
  • Mejora de la Circulación Sanguínea: La estimulación de los campos magnéticos puede fomentar una mejor circulación, lo que es crucial para la salud general y el bienestar del animal.
  • Estimulación de la Reparación de Tejidos: Ayuda en la regeneración de tejidos dañados, lo cual es útil en el tratamiento de fracturas o lesiones musculares.

Consideraciones Importantes

  • Consulta Veterinaria: Antes de comenzar cualquier tratamiento de magnetoterapia, es esencial consultar con un veterinario para asegurar que es adecuado para tu perro, especialmente si tiene implantes metálicos o sufre de ciertas condiciones de salud.
  • Profesionales Calificados: Es recomendable buscar a un profesional calificado que tenga experiencia en la aplicación de magnetoterapia en animales para garantizar que el tratamiento sea seguro y efectivo.
  • Complemento, No Sustituto: La magnetoterapia debe considerarse como un complemento a los tratamientos tradicionales y no como un sustituto de la atención veterinaria convencional.
3 comentarios

Trackbacks y pingbacks

  1. […] permanecer de pie por mucho tiempo. En la actualidad no existe cura para esta enfermedad, pero la fisioterapia y la medicina holística pueden aliviar la […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


7 + 7 =