Por qué adoptar a un perro discapacitado

Dicen que los perros son los mejores amigos del ser humano, y es muy probable que estén en lo cierto. Por eso, a la hora de buscar compañía no debemos fijarnos en la apariencia sino en las emociones, que van por dentro. Hoy queremos contarte algunas razones por las que adoptar a un perro discapacitado. Ya que por desgracia, suelen ser los grandes olvidados en perreras y albergues.

Qué significa adoptar a un perro discapacitado

Todo animal de compañía necesita unos cuidados. El bienestar animal no solo implica tener un espacio donde vivir y alimento disponible, sino que también debe incluir paseos adecuados a la raza del perro, así como cariño y juegos.

Adoptar a un perro discapacitado es, hay que decirlo, una gran responsabilidad. Además de las mismas necesidades básicas de todo perro, va a tener otras específicas. Y también, algunas como los paseos, tendrán ciertas particularidades.

adoptar a un perro discapacitado

No obstante, dicho esto, adoptar a un perro discapacitado es una decisión que, siempre que tengamos el tiempo y los recursos económicos, puede llegar a ser muy gratificante. Precisamente por sus limitaciones, este tipo de animales suelen ser más agradecidos y más afectuosos que aquellos que gozan de buena salud.

Tendemos a pensar que los animales no son inteligentes, pero es todo lo contrario. Ellos tienen la capacidad de percibir el amor y el cariño, y además son conscientes de cuando pueden suponer una carga. Si quieres tener un gesto solidario y adoptar a un perro discapacitado, te dejamos algunos motivos que te ayudarán a reafirmar tu decisión. Y si nunca lo habías pensado, quizás sea una oportunidad.

Motivos para adoptar a un perro discapacitado

Son muchas las razones para adoptar a un perro discapacitado. Aquí te dejamos algunas de ellas.

Tienen derecho a una vida digna

A nadie le gusta complicarse, pero es cierto que entre humanos tenemos una mayor tolerancia. Sin embargo, los perros, o los animales en general, no tienen a nadie que hable por ellos, por lo que tienden a ser los grandes olvidados de la sociedad.

Al adoptar a un perro discapacitado, le estamos dando una oportunidad que probablemente no habría tenido en su vida. Muchos de ellos, si llegan a la perrera, son sacrificados con rapidez. Cuando residen en albergues, aunque son atendidos, pueden no ver todas sus necesidades satisfechas, ya que los recursos son escasos en estos centros. Tener en casa a uno de estos perros hará sentir bien tanto al adoptante como al animal.

Nos van a querer mucho

Una de las razones por las que tenemos animales de compañía es precisamente esto, sentirnos acompañados. Por eso, adoptar a un perro discapacitado es una buena idea. Ellos sabrán todo lo que haces por ellos y te darán todo el amor que tienen dentro de sí.

Existen muchos productos para ayudarnos

En la actualidad, podemos encontrar en el mercado muchos productos destinados a mejorar la vida de estos animales. Por ejemplo, los arneses tienen diferentes diseños adaptados a los problemas de movilidad, la discapacidad o la parálisis. Gracias a ellos pasear o realizar cualquier desplazamiento será mucho más sencillo. Incluso es posible encontrar sillas de ruedas para perros.

Adoptar a un perro discapacitado es un reto y una responsabilidad a la vez. Pero si te ves capaz de aceptarlos no lo dudes. Ellos, más que nadie, te lo agradecerán.

bienestar animal , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


6 + = 8