¿Cómo actuar ante el miedo a los petardos de tu perro?

,
Miedo a los petardos perro

Miedo a los petardos perro

Por encima de todo: mantén una actitud tranquila y de normalidad. Actúa como lo harías en un día normal. Ni le riñas, ni le mimes demasiado, sinó el perro aún acentuará más su sensación de que es un día “raro”.

Buscar un lugar seguro para él. Casi todos los perros tienen un sitio de la casa en el que se sienten seguros. El día de los petardos, invítale a ir, acompáñale y quédate con él sin decir nada durante un rato.

Si tu perro aún no tiene un lugar seguro, unos días antes deberías crearlo. Elige un lugar oscuro, alejado de puertas y ventanas y con poco tránsito de personas. Puede ser debajo de un mueble, dentro de un transportín,… Para hacer que se “aficione” a él, hazlo jugar allí, dale premios y acaríciale en el mismo lugar: lo acabará relacionando con algo agradable e irá a ese sitio cada vez que sienta miedo, estrés o ansiedad.

Para acentuar más la sensación de normalidad y camuflar los ruidos del exterior puedes encender una televisión o radio, no hace falta que el volumen sea muy alto.

Ten cuidado con dejar puertas o ventanas abiertas. No sólo por que el aislamiento acústico se iría al traste si no por que el miedo podría hacerle escapar. A unas malas, chip actualizado y plaquita con la dirección o teléfono de contacto.

Existen medicamentos y productos naturales para ayudar a tu perro a estar más tranquilo. Recuerda que cada perro reacciona diferente, tanto al estrés como a las medicaciones ansiolíticas, es por ello que siempre debes consultar con tu veterinario. Seguro que él sabrá escoger cuál es la mejor ayuda para tu amigo.

Laura Pérez – Veterinaria Ortocanis

Ortocanis productos ortopédicos para perros

 

 

Cama ortopédica para perros

2 comentarios
  1. Ale
    Ale Dice:

    No sirve. Si al final tenía que consultar con el veterinario, esta nota es ociosa. Ya sabía que tenía que consultar con el veterinario, pero es que me «vendiste» en Facebook que aquí me darías la «solución.» Entro a leer: y nada, sólo aire y recomendaciones absolutamente infectivas o para perros de juguete que no sienten nada. No tengo una casa tan grande ni puedo acolchar las apredes para asilar acústicamente mi vivienda. No vendas nada si no tienes nada para vender.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


+ 9 = 18