Artrosis en perros: los tratamientos más adecuados para aliviarla

Los perros también pueden sufrir artrosis cuando se van haciendo mayores. Exactamente igual que los humanos. Esta enfermedad, producida por un desgaste en los cartílagos de las extremidades de los animales, les provoca bastante sufrimiento. Por suerte, la artrosis en perros puede tratarse.

Así, entre sus síntomas están los dolores, la cojera de la extremidad afectada o rigidez. También dificultad para moverse y subir escaleras. E incluso experimentar una pérdida de masa en los músculos, y una disminución anormal en su apetito.

Evidentemente, cuanto antes se detecten los síntomas de la artrosis en un perro, antes se le puede aplicar el tratamiento más adecuado. Como veremos a continuación, será distinto en función de su gravedad.

Artrosis en perros: los tratamientos más adecuados para aliviarla

Tratamiento para artrosis en perros

Lo primero que habrá que hacer ante un perro afectado por artrosis es varios cambios en su rutina. Todo con el objetivo de conseguir que el animal tenga los menores problemas y la mayor autonomía posible. Por ejemplo, si descansa habitualmente en una casa con varias plantas, cambiar su cojín para dormir a una planta en el que no tenga que subir escaleras.

También habrá que seguir inevitablemente las indicaciones del veterinario. Probablemente sugiera poner al perro un tratamiento a base de antiinflamatorios. Además, es probable que sugiera que el animal tome un compuesto con vitaminas y minerales, además de colágeno. Con este tipo de compuestos, lo que el veterinario pretende es que el cartílago frene su desgaste. También evitar que se deforme.

No obstante, no hay que dejar de lado el hecho de que la artrosis es una enfermedad degenerativa crónica. Hay que evitar en la medida de lo posible que el animal tenga dolores, para lo que se pueden tomar otras medidas. Entre ellas, vigilar su peso y evitar que engorde en exceso. También hay que procurar que en su alimentación haya muchos ácidos grasos. Esto favorece la elasticidad de las articulaciones.

También hay que procurar que el perro haga ejercicio ligero. Claro esta, adaptado a sus posibilidades. Por ejemplo, procurar que de paseos, pero evitar que corra. Por otra parte, dado que las temperaturas extremas no son adecuadas para la artrosis, hay que protegerle de ellas. Así, hay que evitar exponerlo tanto al frío extremo como al calor excesivo.

En casos muy graves de artrosis, los perros pueden precisar sustituir sus articulaciones afectadas por prótesis. Exactamente igual que lo que sucede en las personas mayores con enfermedades degenerativas propias de la edad. Pero eso únicamente es adecuado si la situación ya es muy grave. O si el veterinario así lo aconseja. Mientras, se les puede ayudar con tratamientos paliativos. O con protectores que les aporten estabilidad.

Protectores para las extremidades afectadas por artrosis

En caso de que la artrosis provoque bastantes molestias al perro, conviene proteger las extremidades que tenga afectadas. Para ello se pueden utilizar protectores adecuados tanto al animal como a la enfermedad.

Por ejemplo, los protectores de rodilla para perro. O, si el animal ya es muy mayor y sufre artrosis de cadera avanzada, una silla de ruedas puede ayudarle a conservar la movilidad. Incluso un arnés adecuado, con el que los perros con problemas de  movilidad en las patas traseras pueden conseguir más estabilidad.

perro-multimedia-600x300_6

bienestar animal, patologias, tratamientos , , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


+ 1 = 6

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>