Síntomas para detectar artrosis en perros que debes conocer

Al igual que les pasa a los humanos cuando se van haciendo mayores, también puede darse la artrosis en perros. Con la edad, sus articulaciones comienzan a sufrir por el paso del tiempo y la edad. Y su desgaste puede acarrearles artrosis.

Esta afección, al igual que los humanos, aparece en los perros debido al desgaste de los cartílagos. Es una enfermedad degenerativa, y el desgaste de los cartílagos puede llegar a ser tan grave, que los huesos que separa comiencen a rozarse entre sí.

La artrosis en perros suelen afectar sobre todo a articulaciones como el codo, la cadera, la rodilla, la columna, etc. Pueden ser leves y no ocasionar demasiadas molestias al animal. O ser tan graves que el perro sufra dolores y no pueda moverse con comodidad. Por suerte, la artrosis en perros presenta diversos síntomas. Si se detectan a tiempo se puede llevar al animal al veterinario y tratarle para paliar sus síntomas y frenar su avance. Además, también se puede utilizar soportes o protectores articulares, para reforzar las articulaciones afectadas. Así podrá tener mejor calidad de vida.

Síntomas de la artrosis en perros

La artrosis no tiene una causa conocida concreta. En algunos casos puede originarse por un problema articular que ocasione un problema en la articulación. Por ejemplo, la displasia de cadera. También puede acentuarla el exceso de peso, por la carga de más que debe soportar. O algunos tratamientos médicos.

En cualquier caso, los síntomas que presente serán siempre los mismos. Eso sí, dependen de qué pata o cadera del perro esté afectada. Pero el que es común a todos ellos es que, de repente, el perro parece menos activo y se mueve menos. De correr ya, ni hablamos. Además, puede que incluso empiece a cojear levemente.

Es importante observar si esta cojera es más acentuada cuando se levanta después de estar un rato sentado. O tumbado. Y también si cojea más cuando hace más frío. Esto se debe a que, al igual que les pasa a los humanos, las bajas temperaturas no son buenas para la artrosis en perros.

Además de estos síntomas, también hay que observar si, aunque el perro no cojea, tiene dificultad para subir las escaleras. También puede tener dolores en la articulación, aunque esto es más complicado de detectar. Si es mucho, suele resistirse a andar. Cuando se da en las patas delanteras y el animal sabe dar la pata, puede ser un método para saber si tiene dolores. Si no quiere dar la pata, puede ser que le duela la articulación.

El perro también puede sufrir de cierta pérdida de tono y masa muscular. Y puede incluso tener falta de apetito, o aparecer como aletargado en ocasiones. Si la artrosis que tiene está bastante avanzada, puede que sus posturas se vuelvan más forzada. Se deberán a la rigidez de la extremidad afectada.

Otro de los síntomas de la artrosis en perros puede ser la inflamación de la pata afectada. Esto lo causará el roce entre los huesos, que afectará a los músculos cercanos, que sufrirán las consecuencias.

Si notas que tu perro presenta uno o varios de estos síntomas durante unos días, es aconsejable que lo lleves al veterinario. Así podrá examinarlo y diagnosticar si sufre artrosis o cualquier otra dolencia más leve.

patologias, veterinaria , , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


6 + = 7

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>