Rotura total o parcial de ligamento cruzado en perros

Una de las lesiones más frecuentes que suelen sufrir los perros es la rotura de alguno de sus ligamentos cruzados de la rodilla. Tal como les pasa a los humanos, la rotura de ligamento cruzado en perros puede ser parcial o total. Y si no se trata convenientemente, la parcial se puede convertir en total en poco tiempo.

Cuando un perro sufre una rotura de alguno de sus ligamentos cruzados, sus síntomas se hacen evidentes con mucha rapidez. Por lo tanto, cuando se detectan hay que acudir cuando antes a un veterinario para tratarla adecuadamente. Pero para ello hay que conocer antes cuáles son sus síntomas y las consecuencias de no tratar estas dolencias a tiempo.

Rotura de ligamento cruzado en perros: síntomas

Cuando se da una rotura de ligamento cruzado en perros, el animal sufre casi de inmediato problemas para caminar. Es uno de los síntomas más visibles de lo que suceder. Cuando a un perro se le rompe un ligamento cruzado en alguna de sus patas, empieza a cojear. Además, intenta en muchos casos mantener la pata afectada en alto mientras se desplaza.

Además, puede que presente cierta rigidez en la extremidad tras una actividad habitual, como un paseo. Y que intente mover la para hacia un lado cuando se sienta. Es probable que parezca que esté decaído y no quiera jugar o correr, y prefiera estar tumbado.

Aparte de estos síntomas, la pata afectada puede presentar otros que afecten a su apariencia y funciones, como un derrame de líquido articular. Por ejemplo, puede inflamarse. O, cuando el perro esté caminando, escucharse chasquidos en la zona del ligamento dañado. También, a la hora de examinarlo, si se toca la rodilla afectada, le dolerá.

Si se observan algunos de estos síntomas, hay que acudir al veterinario, como hemos comentado, para que estudie la extremidad del perro. Si se deja, además de que le perro sentirá dolor, la lesión empeorará. Así, una rotura parcial puede degenerar en una rotura total. O en artrosis. De hecho, es una de las principales causas de artrosis de rodilla en perros. Incluso puede afectar a otros ligamentos de la misma pata.

Tratamiento de la rotura de ligamento cruzado en perros

Uno de los tratamientos que se suelen utilizar para corregir una rotura de ligamento cruzado en perros es la cirugía. Pero se trata de una operación bastante compleja, y en algunos casos es conveniente realizar antes algunas operaciones. Por ejemplo, en caso de que la rotura de ligamento cruzado en perros desemboque en un derrame de líquido, conviene extraerlo mediante una punción.

Además, hay que examinar el estado de la articulación. Para ello, además de realizar una manipulación de la extremidad afectada, también se puede realizar una artroscopia de rodilla al perro. A menudo, esta técnica puede servir para tratar la lesión y descartar que haya otras. En cualquier caso, si la rotura es total, sólo queda operar para reparar la rodilla.

Posteriormente, se puede proteger la articulación afectada mediante un protector de rodilla o una órtesis articulada de rodilla. Este último tipo de elemento de sujeción también puede venir bien a los perros a los que, por cualquier motivo, no se les pueda operar. Con ellas, el animal sentirá menos dolor, y la pata afectada no sufrirá desplazamientos anormales debido a la lesión. Además de, claro está, un tratamiento con antiinflamatorios y de evitar que el animal sufra sobrepeso.

 

lesiones, tratamientos , , ,

1 comment


  1. Pingback: Problemas de rodillas más comunes | Nuevas Ideas para perros especialesNuevas Ideas para perros especiales

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


9 + = 12

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>